Google+ Followers

domingo, 11 de enero de 2015

Adicta a las emociones

Soy adicta a las emociones, ya sean propias o de los demás.
Adicta a sentirme al límite, desbocar mis energías en un llanto, un miedo, una furia, un salto al vacío en las brechas del latido de los demás. Soy adicta a la catarsis, a esa sensación de motivación en estados extremos. Soy adicta a mi, a tu tendencia a olvidarme, ausentarte y tras el tiempo buscarme y yo estar. Adicta a lo inesperado y a saber que no se odiar ni usar rencores, pero guardo en la cautela y utilizo la intensidad susceptible de los demás en esas veras. Soy adicta a las historias imposibles y me revuelvo en cada suceso que me cuentan como si fueran parte mía. 
Soy adicta a ser adicta de la risa, adicta a la vida y sumisa al contacto del calor de las personas...todos somos adictos a algo y a eso, también doy adicta.

domingo, 4 de enero de 2015

Silencios de plastilina, directrices distintas y algunos encuentros exporádicos

Me alcanza la vista para verte, pero no las manos para tocarte, ni la boca para morderte, ni los labios para besarte.
Desde el escenario miras mi rincón, no se si me ves, pero yo sonrío. Pasas por delante, te huelo, me rozas sin querer y continúas. Paras frente a mi y me delatan las ganas, te agarro y me alejo. Sales a cantar, animas y sin guardar compostura te enredas entre abrazos, saludos y alguna perezosa mirada que arrastra algunos besos sin disciplina entre diferentes reinas. Te escondes, apareces y ya tengo mis reyes revoloteando donde coronas no me faltan. Esta noche no deja risa perdida, nada hay en espera si te saltas mis renglones, te salvan las palabras y la decisión de invitarme a estar contigo un rato y la apetencia de engatusarme a tu estribo. En ese desplazamiento arranca el volateo, se escucha y disparo y siento el cañón y la pólvora aún caliente. Tan rápido como en una lluvia de estrellas pedir el deseo en su fin de vida ya sin luz. Descansa el apetito voraz y algo se indigesta. Surgen silencios de plastilina para modelar una fría sensación inesperada, impacientes esperan las ganas de arrancar con directrices distintas a pesar del calor de los encuentros esporádicos.

sábado, 3 de enero de 2015

Nunca supe pedir perdón

Nunca supe pedir perdón, de niña mi padre me obligaba a decirlo constantemente, así tuviese o no la razón, que en su noventa y cinco por ciento nunca la tenía. Si no sabía colocar una broca, me sacudía y tenía que pedir perdón, si se le caía un vaso, me llevaba un bofetón, yo tenía que recogerlo y pedir perdón. Si él olvidaba algo y yo no se lo recordaba también tenía que pedir perdón (con bofetada incluida)por cosas que nunca hice tuve que pedir perdón y ahora no se cuando debo hacerlo y no me disculpo en casi ninguna ocasión. Es como si hubiesen vetado esa palabra en mi cabeza, como si de una costura muy fruncida se tratase y no cupiese ni el sentido de la misma. Hoy escuchando The Breitners me doy cuenta de que es importante pedir perdón, es necesario, es esperado incluso. Pues cuantas veces me han aliviado las disculpas después de tiempo de quien no supo hacerlo en su momento.  Brindo por quien sabe pedir perdón y la paz de quien lo da y la paz de quien lo recibe.    

domingo, 7 de diciembre de 2014

Mis armas sin las palabras

Hay montones de personas en mi boli, en mis folios, en el teclado que ahora toco. Hay personas reales, inventadas, soñadas, transformadas. Hay cientos de sensaciones con ellas y con el voleteo de las historias y relatos, de las líneas empáticas y los cuentos distraídos de este invento de dar vida a los renglones que escribo.
Muchas cosas hay que nunca te dije, muchas que nunca diré... muchas que siempre soñaré por gusto.
Existen noches de tus relatos, madrugadas de la despensa de tus creaciones, sus delirios y mis encantos encarecidos.
Suelo ser torpe para expresarme en voz alta y relativamente complicada a veces, para concretar lo que de verás quiero decir.
Tiendo a surfear por los silencios descompuestos, me mareo en las locuras, mientras planeo planeando un plan para un suspiro y cazo un soñador que me deja en órbita al otro lado del universo.
Vendo la inquietud barata, me sobra porque no controlo mis armas sin las palabras.




A destiempo

Y la vida esta llena de momentos. Y los momentos llenos de tiempo y cada cosa a veces a tiempo y otras a tiempos distintos. Tiempos con corrección a destiempo. A tiempo ganado un viaje y en un momento perdida una vida... Y en el tiempo exacto, el lugar correcto. Y ya sin tiempo y sin alcanzar el momento, ni llegar al lugar esperado. Las correcciones del tiempo, dicen son aprendizajes y aún resoplo por la cercanía del momento en el tiempo esperado o imaginado...hoy llego a destiempo.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Pero a ti te extraño

No se a cuanta gente puedo echar de menos, ni si en realidad extraño lo que viví con ellas simplemente y solo es cosa de querer estar relacionada con el mundo.
Puede que todo sea provocado por las indigestiones de la vida y en el fondo no sea yo una nostálgica sino un preludio básico del saber vivir en mi sin compañía de nadie.
Suelo escuchar a menudo que estar solo y/o quedarse solo es sinónimo de algo negativo, despectivo, donde uno se siente excluido y no estoy de acuerdo. Yo siento ser más observadora en mi brillo, más consciente de lo real, no siento disfraz social sola ante mí, me siento natural, me siento bien.
Es cierto que aprecio más mi soledad cuando encuentro compañía en el camino y obviamente reacciono con rechazo a esa misma soledad, cuando el camino lo realizo sola. Son los contrastes de los que no nos hablaron de niños, en los que la vida nos enreda a cada uno a su tiempo y a algunos nunca les llega.
He esperado por muchas cosas, me he cuestionado y me pregunto tantas...y tras esa ventana siempre estás, y no se porque sigues siendo la tuerca que echo en falta. ¿Cuestión de cabezonería? supongo que si, sin sentido y sin razón.
Eres el retiro que necesito en mis huidas a la luna, el desequilibrio que quiero en mis anticorduras y la órbita que me deja flotar en vano. Pero ¡te echo tanto de menos! y ahí me doy cuenta que me busco también a mí, a eso que soy contigo y sin ti. A ese trayecto que recorro en tus metáforas junto al desafío  de la autopista montada en nuestras nubes a motor.
No se a cuanta gente puedo  echar de menos, ni si en realidad extraño lo que viví con ellas, pero a ti te extraño.







lunes, 27 de octubre de 2014

...

Mi piel despierta, mis manos correteando por tu espalda, mi lengua llagando tu piel, mis venas hirviendo y mis ojos perdidos de gusto con las pupilas dilatadas en tus gestos...Y si te escapas ya te atraparé para rapelarte y erizarte el bello....

domingo, 3 de agosto de 2014

Esencia Presente

La verdadera razón para un comienzo no siempre tiene un final, ni una meta definida, ni un punto de partida real, ni tan siquiera un proceso relevante o estímulo. A veces se desencadenan cosas y los comienzos son prosecuciones ligadas unas a otras.
El inicio de un pellizco de la gana, viene hilado a la anorexia ávida que filtra la complejidad que insensatamente construimos solos.
En el desván de las pasiones confundimos los estados, con un eterno dilema como esa búsqueda de la felicidad. Felicidad que es estado y no un continuo fenómeno que se instala en la vida de un ser.
Y de principios y finales edificamos nuestras vidas, en vez de hacerlo de paseos que airosos nos lleven a distintos lugares; de esos puntos a otros emplazamientos de los que impregnarnos con su esencia presente.

viernes, 25 de julio de 2014

ESTADOS CREMALLERA

Estados cremallera son esos estados en los que te cierras al mundo impuesto y te abres a tu mundo interior. Entendible o no, ante la mirada de los que se encuentran fuera, que desconocen las mellas de los dientes registrados en tus orillas.
Estados cremallera son esos estados en los que a media apertura te cierras por conocedor o ignorante de lo que acontece o de la persona que dista de ti pendiente de una respuesta desconocida. Tal vez una respuesta que no tienes o no quieres dar.
Estados cremallera son estados en los que te atascas en la vida, y ni abres ni cierras porque buscas el medio de como saltar el muro, o como sacar del fango la pierna obstruída.Estados cremallera son esos estados que se estropean, en los que hay que cambiar la cremallera vieja por una nueva.Sara Cabrera Fernández

martes, 13 de mayo de 2014

Rayos de luz

Los rayos de luz no siempre salen del sol, ni siempre entran por la ventana.
Desde hace casi dos meses, los rayos de luz entran por internet, por el móvil,
entran por la puerta del hospital, entran por las palabras, entran entre vosotras las luciérnagas
que como vigías permanecéis pendientes de guardar nuestras fuerzas
y mantenéis nuestras constantes alimentadas de buenas energías.
Sois el impulso de un número pi y el rincón de una escritora.
Siento que sin conoceros apenas hubiese sido el sombrero de muchas, la mochila de otras y esa mano entre pecho y espalda para gritar vuestros silencios y calmar vuestras pausas. 
Siento en la distancia abrazos que de cerca me fundirían.
Me sostienen tantas cosas gracias a vosotras que todo se queda corto.
Desde mi sencillo espacio, GRACIAS, con mayúsculas como el corazonazo que tenéis.
Gracias chicas del cole de la Purísima Concepción.

lunes, 31 de marzo de 2014

Coma y punto y coma.

Según pasan los días en lugar de olvidar, pienso y en vez de perder las fuerzas, las gano y las sumo.
Tras el tiempo que paso sin parar de un sitio a otro, mientras estoy sola y no descanso, veo llegar la hora...la hora para verte 15 minutos; minutos en los que el instante se para eterno y la esperanza confía en tu fortaleza y mis ganas.
Mientras te observo en ese limbo, no me sale pensar en tu coma, porque para mi es un punto y coma que añade más impulso al siguiente tramo; el punto hace que me sientas y atiendas a mi voz, y el coma te sume en sueño por agotamiento, o eso quiero pensar.
Tus ojos se despegan y sonrío. Con poco me conformo y a soplidos me encaramo.
Probablemente si me escuchas te preguntarás si estoy tonta, repitiendo cosas, haciendote rabiar o estimulando tus cosquillas. Y sí, algo tarada siempre he estado, pero esa insensatez me soporta y no me deja caer...sospecho que de eso tu ya sabes algo.   
Todos los días guardo mi mejor sonrisa para mis pequeñas estancias contigo e intento vestir diferente que el resto, pero me obligan a llevar ese verde...será que los virus mueren en verde o que el verde es el color de la esperanza y es lo que hay que gastar de traje en esos sitios para que ni falte ni se olvide.
Siempre he invertido la energía con la que me pariste en las fuertes emociones, la paciencia, la calma, la alegría, el buen humor, la ilusión, la confianza, el nervio y la sensatez entre algunas anticorduras.
Me llevabas de baile en tu barriga, ¡ahora no te quejes de cuanto te mareo entre Babia y la tierra!
Ójala en esa galaxia que estás de viaje, te esté llegando la gasolina con la que yo cargo mi motor, la energía que todos los días me dan las personas que te quieren, que me quieren y que nos apoyan a las dos.
Me encantará escuchar como te quejas del plomazo que es estar sin fumar, o de lo feas que son esas sábanas del hospital, de lo sosos que son que ni te ponen música y de como te vas a cagar en el médico que te ha rapado la cabeza. Pero para escucharte tienes que despertar, así que sigue con fuerza que estoy a tu lado mamá.  

jueves, 17 de octubre de 2013

"PARCHES"

Cada parche que me he puesto en el tiempo contigo
y los versos que he escrito a tu espacio conmigo.
El latido que no pudo ser y ese miedo al olvido,
con esa seducción del instinto inestable sin control,
comprobé tu impulso a ser injusto y cobarde.
Y en la tierra perdida me escondí de noche
amarrada a la luna y su cielo que arde.
Y el día me dejó sin prisa y herida.
Tras la ventana translucida de los sueños
me impedí continuar encerrada en tu cuello,
permití pasar la brisa de este combate
mientras se espabilan los ciclos
y voy poco a poco cambiando de dueño,
de dueños, mis dueños... mi dueña, yo.  
Yo en mi cuerpo libre, despierto...late
y el tuyo propio dormido se pierde.
Calados los dos en vetas lidiadas de cada actuación.
Pero se va renovando sin miedos la vida
y ese aliento que nunca termina, se acaba.
Y sé que hoy ya no me conoces, que no te conozco
que no podemos arrastrarnos, ni amarnos,
sé que muero en tu silencio y tú vives en los míos.
Pero nada me susurra ya el deshielo,
nada arregla los parches remachados de mimos
que un día nos arroparon con su fuerte latido.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Discapacidad para madurar...

"Discapacidad para madurar, es no avanzar por estancarse en el propio ego, queriendo tener la razón en razones que no caben ni por el ojal de una aguja de hilo fino".

miércoles, 26 de junio de 2013

"El fin es un aplazamiento acordado"




Desnuda en la orilla del mar, escucho cómo rompe la marea

y siento cómo me moja desde los pies hasta la cabeza a golpe de olas,

con la espuma que cosquillea mi cuerpo,

cuajando mis formas curvilíneas sobre el arena húmeda.

Voy recogiendo el bucle del mismo pensamiento continuo y pendulante,

del va y ven del agua que se asoma y se recoge,

del axioma exacto parpadeante...

el especial bucle del oleaje.

Cada bucle tiene su propia esencia,

es desconocido incluso cuando lo tienes delante,

tiene ciertas normas, pero lo interesante es tirarse a él

sin saber donde te llevará.

El bucle es ese tirabuzón vacío de espacio

que llena las grietas que están por vetar.

Un bucle no suele tener fin,

porque el fin es un aplazamiento acordado.





"El amor nunca termina, terminan las personas que pasan a través de él por nuestras vidas"

"Las críticas físicas forman parte de las carencias mentales de much@s".

"Paz"

PAZ, el sueño del guerrero silencioso.
PAZ, el consuelo de la pesadilla.
PAZ en mi sueño
y en la orilla del infierno de la vida.
PAZ que se estremece en tus labios
PAZ al ver que él te grita.
PAZ en las manos heridas.
PAZ sumergida entre los peces
y esquiva de sus piratas.
PAZ enlatada en voces mudas
expectantes del milagro
que te aclama.
¡Paz resurge! 
acampa en nuestras almas
y oculta las malas mañas mientras llora tu mirada.

lunes, 27 de mayo de 2013

"De atrás a adelante"

Se desbloquean los sentidos  al canalizar el centro de vivencias en “ahora”.
Cambia lo ficticio y tocamos la realidad, lo sano, lo vital, lo correcto para no cuajar entre fantasmas de un pasado, que dejan infelicidad.
Y cuándo miras de atrás a adelante, pierdes lo verdadero, la realidad que debe acompañarte para disfrutar de lo realmente vertiginoso, aquello que puedes alcanzar; porque lo perdido, por el momento ya está perdido.
Las luchas son de presentes, no de pasados gastados, así que ¡alza la cabeza, pon en marcha tus pies, mira con tus ojos de forma periférica y constante, y no dejes el rumbo para un “ayer”, ni para un “mañana"!

El paseo puede cambiar de dirección en cualquier 
momento.Y estando en “hoy” puedes cambiarlo a tu guisa. "Ayer” conmutará tus pensamientos erróneos e irreales,“mañana”  lo condicionarás a una mentira que no existe, no es táctil y que no alcanza la felicidad real del “hoy”.




"Quererme mucho"


   Una vez viajé para escapar, viajé al infinito del infinito, del mas allá de ese infinito, que infinitamente me sumió y perdida en el camino me encontré con decisiones que tomar, cosas que pensar, sacrificios que realizar y cimientos por los que empezar a poner mis pies. El cimiento mas grande, lo encontré al final de unas escaleras cansinas y lejanas, pero valió la pena. Regresé de mi viaje al infinito de los infinitos y regresé con mi cimiento formado, orgullosa y contenta, muy satisfecha de traer conmigo el querer… el quererme mucho.

domingo, 26 de mayo de 2013

"Como gotas de agua"

Parte del principio de mi reciclaje personal; gotas de agua fresca, sin nada más que pueda escoltar mis momentos conmigo, mi flaqueza y las palabras que custodian mi cabeza. Corrió la tinta hace tiempo y se impulsó a salir del papel cuando le vino en gana, tramitada durante años bajo el silencio y “esas cosas de la vida”. Pensando en esa conclusión de aquel grupo de música, describiéndome como mágica. ¡Mágica! como su canción: "somos mágicos cómo gotas de agua"(Lunatique)…como gotas de agua que se deslizan, que corren, que vuelan, gotas de agua que se rompen en el suelo, gotas de agua que enfrían y templan, somos como gotas de agua que se unifican entre ellas, que se espacian y se buscan para llegar a ríos y mares, que se aíslan para hallarse. Somos como gotas de agua plenas de oxígeno y a veces congestionadas de vacío…si, somos “como gotas de agua ”.


.