Google+ Followers

martes, 13 de mayo de 2014

Rayos de luz

Los rayos de luz no siempre salen del sol, ni siempre entran por la ventana.
Desde hace casi dos meses, los rayos de luz entran por internet, por el móvil,
entran por la puerta del hospital, entran por las palabras, entran entre vosotras las luciérnagas
que como vigías permanecéis pendientes de guardar nuestras fuerzas
y mantenéis nuestras constantes alimentadas de buenas energías.
Sois el impulso de un número pi y el rincón de una escritora.
Siento que sin conoceros apenas hubiese sido el sombrero de muchas, la mochila de otras y esa mano entre pecho y espalda para gritar vuestros silencios y calmar vuestras pausas. 
Siento en la distancia abrazos que de cerca me fundirían.
Me sostienen tantas cosas gracias a vosotras que todo se queda corto.
Desde mi sencillo espacio, GRACIAS, con mayúsculas como el corazonazo que tenéis.
Gracias chicas del cole de la Purísima Concepción.

1 comentario:

  1. Que bonito escribes, esto te define como la persona sensible, humana y la hija que toda madre hubiese querido tener. Gracias a ti, porque aún en la distancia nos has permitido formar parte de tu vida, no cambies nunca porque eres un cielo y te queremos. Un beso guapa. Mila Peláez

    ResponderEliminar